EL LIDERAZGO, ¿PARA QUÉ?

by Mari Martinez Acevedo

Se han escrito e impreso ríos de tinta, se han publicado decenas de miles de bytes sobre el tema de liderazgo, incluso el sistema educativo de El Salvador tiene un apartado en su curricular nacional para el mismo. Pero siempre persiste la pregunta en nuestros jóvenes ¿Quién es un líder? La sociedad nos presenta con decenas de ejemplos, incluso se toman líderes históricos de nuestro país para intentar disipar la pregunta.

Primero que nada, los psicólogos los diferencian entre democráticos, autoritario y el liberal. Y sin caer en la definición abstracta los primeros son los que fomentan el dialogo, los segundos son los que se imponen incluso usando la fuerza y los terceros son los que viven y dejan vivir. Quizá simpaticemos con algunos de ellos o no, al final no importa como los tipifiquen, lo importante es que cada persona busque liderar, empezando con los más difícil: liderarse a sí mismo.

¿Mi propio líder?

Si, ya que al final de cuentas, dentro de unos cinco años te harás mil preguntas cuando tu vida no tenga sentido y no sepas que hacer o caso contrario veas las huellas que has dejado y te acompañe la satisfacción; ya que, si comienzas a ser desde ya tu propio líder, tendrás una dirección, un fin, una visión y es más actuaras en función de tu misión.

El punto donde quieres llegar y los pasos que debes dar, mi estimado joven, no hay excusas, tu trabajarás hasta lograr tus objetivos y metas. Y lo harás porque tu trabajo es en función de TU VIDA MISMA.

Cuando esto esté sucediendo, cuando seas tu propio líder los demás te seguirán y tu ni cuenta te darás que serás un líder para ti y para los demás. Buscaras tu desarrollo, el de los demás, el de tu entorno y por ende el de la sociedad.

Entonces podrás responder la pregunta inicial, liderazgo…¿Para qué? Para cambiar tu interior, desarrollar a los que te rodean y transformar nuestra sociedad. Y esta última, nuestro de El Salvador LO NECESITA.

Anuncios

Comienza HOY

A las mujeres latinas de diferentes estratos sociales se nos enseña que intentar nuestra propia vida es una afrenta a nuestra vida misma ya que nos aleja de poder tener una familia por ejemplo.

Nada mas errado, el hecho de crecer como mujeres abona mucho no solo a nuestras familias sino a la sociedad. Por otro lado abona a que podamos escoger nuestro bienestar y el de nuestros hijos si los tenemos o decidimos tenerlos.

Es momento de comenzar, preparémonos, trabajemos, estudiemos, hagamos HOY algo nuevo, es momento de comenzar a REINVENTAR NUESTRAS VIDAS.